Llama o envía whatsapp+34 685 662 185

ALIMENTACIÓN – CONSEJOS PARA EL VERANO

En verano, las salidas para comer o cenar fuera de casa aumentan, y tenemos que ser realistas con nuestra organización semanal. No hace falta ser estrictos y hay que saber disfrutar de los momentos en familia y con amigos, pero sin olvidar que la COMIDA es solo un aspecto más de nuestra vida social y no es el único o más importante, así que disfruta también haciendo otras cosas y no centres todo en la alimentación.

¿Qué tenemos que tener en cuenta cuando salimos fuera a comer?

  • Planifica tu menú semanal en función de las salidas que tengas programadas: si por ejemplo ya sabes que el viernes vas a comer una pizza, no pongas en el menú semanal dos días de pasta.
  • Sigue el equilibrio del método del plato: 50% del plato de verdura, 25% de proteína y 25% de farináceos.
  • Aunque tengas una comida o cena programada, el resto del día no tiene porque no ser saludable. Haz ejercicio, come equilibrado, bebe agua, incluye en la comida el 50% del plato de verduras y un rato antes de salir, tómate una fruta para llegar más saciada.
  • Si la semana se complica y hay muchos días que tienes que comer fuera, ten presente que puedes hacer que sea equilibrada, además es importante controlar las cantidades. Por ejemplo: Te puedes pedir una paella y acompañarla de una buena ensalada verde para lograr el equilibrio, pero no hace falta repetir 4 veces el plato de paella, con que te pongas un plato sobra.
  • Disfruta de la comida sin culpas e intentando comer despacio, sin prisa y poniendo atención plena a lo que comes. Piensa que la saciedad tarda unos 20 minutos en aparecer, y si comes en 10 minutos, el cuerpo todavía no tiene la señal suficiente para decir que ya estas lleno. Además, si disminuyes la velocidad de la ingesta, comerás menos cantidad y mejorarás las digestiones.

Consejos:

  • Pídete de primero una buena ensalada para compartir, un gazpacho, verduras a la plancha, sopas o caldos… Piensa que la comida y la cena tienen que estar compuestos por un 50% de verdura en el plato, y aunque salgamos fuera se puede conseguir este objetivo. Así tendremos más fibra y una mayor sensación de saciedad. Si te pides pasta, arroz o legumbres, pídete de segundo otro primero, como ensalada, gazpacho…
  • Si vas de tapas o de aperitivos a menudo, intenta pedirte mejillones, berberechos, pulpo, sepia a la plancha, jamón serrano… ¡Hay más opción que las patatas bravas y los calamares rebozados! También puedes pedir zumo de tomate, encurtidos, pepinillos e incluso unos espárragos a la plancha. Evita las cosas con salsas, los rebozados y los fritos en general, y si te lo pides porque ese día te apetece y te lo quieres comer, combínalo con otra opción propuesta para no comer mucha cantidad.
  • No hace falta comerte todo el pan que te ponen en el menú, con 1 ó 2 trocitos finos es suficiente.
  • Si te vas a pedir una pizza, elije siempre de masa fina y añádele verdura por encima. Además, tampoco hace falta comértela toda, puedes compartirla con alguien.
  • Si algún día te apetece un postre, compártelo con alguien para quitarte el gusanillo.
  • Y lo más importante ¡disfruta del verano sin culpas! No te agobies por no hacerlo todo a rajatabla, piensa que en la flexibilidad esta la adherencia por una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable.

Tania González

Dietista-Nutricionista Nº colegiada CAT001452