Llama o envía whatsapp+34 685 662 185

9 CONSEJOS PARA CUIDAR LA SALUD ARTICULAR AL HACER EJERCICIO

Sin duda, la mejor manera de cuidar de nuestra salud articular es mantenerse activo y hacer ejercicio. El movimiento nos ayudará a prevenir el desgaste que se produce en el cartílago de las articulaciones y a frenar el avance de enfermedades como la artrosis.

La práctica de ejercicio tiene numerosos beneficios para todo el cuerpo, entre ellos:

  • Alivia dolores musculares y articulares
  • Fortalece la salud del corazón
  • Mejora el estado de ánimo
  • Reduce el riesgo de desarrollar obesidad
  • Reduce el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades.

Sin embargo, al hacer deporte, debemos cuidar de proteger nuestras articulaciones para evitar lesionarnos. Aquí te damos 9 consejos para hacer deporte sin hacernos daño:

  • Prepárate con un calentamiento antes del ejercicio. De esta forma mantendrás lo que se conoce como «equilibrio muscular», aportando a tu cuerpo equilibrio, elasticidad y fuerza.
  • Procura desarrollar una rutina progresiva de ejercicios para que tu cuerpo se adapte poco a poco, y ajusta la intensidad según tu propia capacidad.
  • Utiliza ropa y calzado cómodos y adecuados que te permitan moverte con libertad, pero también que dejen fluir naturalmente la transpiración para mantenerte siempre en un adecuado nivel de oxigenación. 
  • Ejercítate en superficies que absorban el impacto de la  mejor manera, como césped o tierra. Sobre todo si optas por correr o hacer ejercicios de alto impacto.
  • Alterna ejercicios de bajo impacto y de alto impacto. Por ejemplo: puedes alternar el running con caminar o hacer bicicleta, marcha nórdica, natación, aquagym, baile, yoga, pilates o rutinas de fitness.
  • Descansa adecuadamente. El descanso es imprescindible para que tu cuerpo se reponga y recuperes energías después de cada ejercicio. Para ello basta con dormir entre 7 y 8 horas, y hacer siesta cuando tu cuerpo lo pida. 
  • Incluye en tu dieta alimentos con propiedades antiinflamatorias, y si es necesario, puedes reforzar y complementar la dieta equilibrada con suplementos como el colágeno. 
  • Hidrátate. Aunque parezca una obviedad, no olvides que es muy importante beber agua durante el deporte, sobre todo en temporada de verano. De esta forma tus articulaciones se mantendrán suficientemente lubricadas.
  • Haz estiramientos al finalizar la rutina de ejercicios para quitar tensión a tus músculos y evitar calambres.